output zjvPIc
facebook icotwitter icoyoutube icorss ico
updated 1:49 AM UTC, Mar 24, 2017
Noticias:

¿Crecer Juntos?

  • Escrito por Bibián Ordáz Llánes
  • Publicado en TOD@S CABEN

De acuerdo con el Índice de Competitividad Estatal 2016, elaborado por el Instituto Mexicano de Competitividad (Imco), el estado de Tlaxcala se ubica en el sitio 24. En tanto que en los “Semáforos Estatales” que elabora la organización “México como Vamos”, el estado tiene cuatro de los ocho indicadores en rojo, uno casi rojo, dos en amarillo y uno en verde.

Al respecto, existen un sinnúmero de diagnósticos, planes y proyectos que evidencian y proponen soluciones a la problemática por la que atraviesa la entidad. Estos estudios y esquemas, no solo provienen de organizaciones nacionales, sino que han salido de las mentes de estudiosos de las diversas materias y de la gente que habita este estado. Muchos seguramente presentan soluciones elaboradas, sustentadas en estudios profundos y en la experiencia de sus autores, otros más, quizá promuevan acciones simples y sencillas que nacen del sentido común de sus impulsores. Pero sin duda alguna, todos quieren que las cosas en Tlaxcala mejoren en beneficio de la sociedad.

Seguramente algunas de estas propuestas de soluciones han sido desempolvadas, actualizadas y vueltas a presentar en los foros “Para Construir y Crecer Juntos”, que ha implementado el gobierno de Marco Antonio Mena para elaborar el Plan Estatal de Desarrollo (PED).

De igual manera, proposiciones nuevas se han presentado. Sugerencias que pretenden, por ejemplo, que el campo tlaxcalteca salga del atraso en que se encuentra; que nuevas inversiones lleguen la entidad para generar los empleos que tanto urgen; que la entidad logre ser un atractivo turístico para nacionales y extranjeros. Sin duda, buscando siempre que la calidad de vida de los tlaxcaltecas sea mejor.

Hasta aquí todo es normal. La dificultad comienza al momento de voltear y buscar cómo y con qué los proyectos y planes de solución se ejecutarán. Es decir, cuáles serán las acciones concretas para que el campo tlaxcalteca deje de ser el páramo que es actualmente.

Cómo se conseguirá que la entidad sea un sitio atractivo para los turistas. Cómo se atraerán a los empresarios que habrán de invertir sus capitales en la generación de nuevas fuentes de empleo. Pero sobre todo, con qué recursos se harán realidad estos planes y proyectos para lograr el desarrollo por todos anhelado.

En este sentido, es preciso recordar que la responsabilidad en la conducción del gobierno, sea federal, estatal o municipal, no recae única y exclusivamente en el Ejecutivo. El Poder Legislativo tiene su gran parte de responsabilidad en el camino que siga cualquier administración gubernamental.

Por ello, es preciso saber cómo será el actuar de los actuales legisladores locales. ¿Serán fieles al Ejecutivo, a todo le dirán que sí, por encima de los intereses de los electores? ¿Serán una oposición que a todo digan que no? ¿Tendrán su agenda propia?

¿Revisarán los rezagos que dejan las Legislaturas pasadas y las que aún sean vigentes, las aprobaran con sus adecuaciones pertinentes o de plano, las desecharan y presentaran las propias aun cuando sean iguales que las anteriores?

Los diputados, de ser preciso, deberán adecuar el marco jurídico y legal del estado para que los proyectos y acciones plasmadas en el PED prosperen y cumplan su objetivo. Todo será cuestión de diálogo y acuerdos, dejar de lado colores e ideologías partidistas, mirando siempre en beneficio de los tlaxcaltecas.

Todo esto sin olvidar que los tiempos actuales requieren de una sociedad altamente participativa. Que se involucre, a través de los canales adecuados, en la colaboración y supervisión del andar gubernamental. Porque no se puede exigir que las cosas se hagan bien mirando solo desde la barrera. Si queremos un buen gobierno debemos colaborar y exigir rendición de cuentas.

Recuerden que: “Los gobiernos son velas; el pueblo, el viento; el Estado, la nave, y el tiempo, el mar”. Ludwig Börne