output zjvPIc
facebook icotwitter icoyoutube icorss ico
updated 5:28 AM UTC, Apr 24, 2017
Noticias:

El Valor de la Mujer

  • Escrito por Martín Mendoza
  • Publicado en Punto de vista

Estamos empezando Marzo, el mes de la mujer, y precisamente el 8 de Marzo próximo conmemoraremos un año más del Día Internacional de la Mujer. Las mujeres son de gran importancia en la sociedad ya que de ella se depende para proveer valores positivos.

La mujer en todos los aspectos de la vida ocupa gran relevancia, es decir, tanto en el plano político, social, familiar, etc., siempre muestra gran relevancia con su trabajo y capacidad de hacer grandes cosas, inclusive mayores que el hombre, y eso la ha llevado a ocupar puestos de liderazgo en las distintas esferas antes mencionadas.

En este siglo XXI, estamos en proceso en las sociedades de todos los países por buscar una igualdad entre hombres y mujeres, 50% - 50%, pero lastimosamente, el machismo y otras prácticas por cuestiones culturales, religiosas, han relegado a la mujer a no ir más haya que lo que sus capacidades pueden lograr.

En muchos países, culturas y religiones en la actualidad, todavía se considera a la mujer como una propiedad, incluso en occidente. Por lo mismo, toda mujer debe comprender que el valor que merece como individuo y como persona, es algo que se lo adjudica ella misma y, como consecuencia de ello, es frecuente que encontremos historias de mujeres que sabían que valían más que lo que sus padres, costumbres y hasta las leyes del país donde residen decidieron por ellas, antes de que ellas nacieran.

Las mujeres tienen cualidades especiales. Ellas sonríen si quieren gritar, cantan si quieren llorar, lloran si están contentas y ríen si están nerviosas. Las mujeres tienen fuerzas que asombran a los hombres. Se ofrecen para las causas buenas, son voluntarias en hospitales, llevan comidas a los necesitados. Las mujeres recorren largos caminos para conseguir la mejor escuela para sus hijos y la mejor atención para la salud de su familia. Ellas no aceptan un “no” como respuesta cuando están convencidas que hay una solución.

La mujer ocupa un lugar central en la sociedad. La mujer tiene la función una importante, así que su importancia  debe ser elevada al nivel que le corresponde. En varias cosas se ha tomado a la mujer como algo inferior al hombre dando un concepto vil e inestable en la sociedad. En la actualidad, la mujer  a nivel mundial, no sólo es madre y esposa, sino que también ocupa un rol laboral, estas variaciones han producido que las mujeres se sientan más positivas y fuertes, logrando una modificación en los ámbitos tanto laboral como político.

La mujer ha sido el eje de la sociedad a través de los tiempos y su presencia a lo largo de toda la historia ha sido constante, sin embargo, si esta se revisa exhaustivamente, la vemos muchas veces como protagonista de los hechos ordinarios y comunes y menos en las grandes hazañas. Las condiciones sociales existentes en cada época y el rol asignado a la misma han tenido mucho que ver con todo esto. Al vivir en función del otro, o sea, del hombre, la mujer no tuvo proyecto de vida propia, ha actuado durante mucho tiempo al servicio del patriarcado y en definitiva, constituyó el segundo sexo dependiente al sexo sujeto, protagonista activo y agente de la transformación histórica: el hombre

 

Se debe aprender a valorar y amar a la mujer sin tantos artilugios del mal gusto y sin opresión y desigualdad hacía su persona, sin tantos conceptos donde se originan que el hombre es superior a la mujer, olvidando que el papel esencial de la mujer es dar origen a la descendencia y que por lo tanto es parte primordial en la vida de todo ser.

En muchos países, la situación de la mujer ha cambiado muchísimo, hasta el punto de que ha sido posiblemente el mayor cambio en los últimos 25 años, hemos pasado de la absoluta desigualdad, hasta la casi plena equiparación, y la mujer ha tenido un papel muy importante en este aspecto, aunque aún hay muchas cosas por hacer. Dos temas a destacar son, por un lado, los malos tratos: es importante que se consideren delitos de verdad, no problemas de carácter doméstico; y, por otro lado, la importancia de compatibilizar el papel de la mujer en el trabajo y como madre de familia, lo cual es duro porque significa que la mujer acaba teniendo el doble o triple de trabajo que el hombre.

La mujer está llamada a desempeñar un papel clave en la sociedad, conjugando sus funciones profesionales con las de madre y esposa, un trinomio difícil de equilibrar al que sólo la sensibilidad y la capacidad femenina puede responder con excelencia.